Habitualmente trabajo con dos pantallas, en una tengo la imagen con la que estoy trabajando y en la otra las miniaturas o menús en función del programa que tenga abierto, cuando ponía una imagen entre una pantalla y otra la diferencia entre las dos mitades era enorme en cuanto a reproducción de los colores y apreciables en luminosidad, por lo que continuamente estaba haciendo ajustes, tanto en las pantallas como en las curvas de la tarjeta gráfica, pero nunca he conseguido unos resultados correctos.

En mi caso y al tener dos pantallas se notan las diferencias, pero cuando se trabaja en un equipo con solo una pantalla ¿como podemos saber si realmente los colores que obtenemos son medianamente correctos? creo que a simple vista es prácticamente imposible, para ello existen los calibradores de pantalla, básicamente se trata de un sensor que se coloca delante de la pantalla y un software que crea un perfil de color adecuado a la combinación pantalla/tarjeta gráfica.

En vista de los problemas que tenía con los perfiles de los monitores y al fracaso al intentar hacer el ajuste “a ojo” me he comprado un calibrador, por disponibilidad en mi zona he comprado el Spyder3 Elite de Datacolor, he realizado una primera calibración sin meterme en el modo avanzado, poco a poco iré indagando en las posibilidades que ofrece ese modo, después de ver la diferencia con el ajuste hecho tan solo me hago una pregunta ¿porqué no lo compre hace años?

Aunque sabía que necesitaba un ajuste,  no me podía imaginar los errores de color que tenía, no es solo la diferencia entre las dos pantallas, ahora el gris de verdad lo es, si desactivo el ajuste lo que antes pensaba que era gris ahora me doy cuenta que para nada era neutro, la componente de color salta a la vista de una forma que no podía sospechar, incluso estoy descubriendo detalles en fotos que ni sabía que estaban.

En vista del cambio al hacer el ajuste he calibrado también el portátil, pensando que los cambios también se notarían, sin embargo no ha sido así, si desactivo el perfil apenas hay diferencia de color, no creo que esto sea fruto de la casualidad, me imagino que al ser un sistema “cerrado” en cuanto a hardware en fábrica se encargaran de ajustar la pantalla.

Ahora me pondré a profundizar en las opciones del software de calibración y probaré con otros ordenadores para ver que sucede.

Actualizado: 17/05/2010

Pongo un ejemplo de la misma imagen tratada antes de calibrar y después. Aclarar que la imagen de antes de la calibración por hardware se trató con una calibración “a ojo”, la segunda imagen la he tratado no para adecuarla a como hice la primera sino para mostrar la diferencia entre una pantalla sin calibrar (con los ajustes por defecto al instalar los controladores) y la calibrada por hardware.

El proceso ha sido el siguiente:

Monitor 1: Calibración desactivada y con la imagen antigua en pantalla

Monitor 2: Calibración activada y tratamiento de la imagen hasta conseguir los tonos más parecidos a los de la imagen mostrada en el monitor 1.

Este es el resultado:

 

Como se puede apreciar la diferencia es enorme, sinceramente, yo no me lo podía imaginar hasta que lo he visto, desde luego este es un caso extremo, calibración cero frente a calibración por hardware, pero nos hace ver hasta que punto puede haber diferencia entre pantallas.

Como desde hace mucho soy consciente de este tema mis fotos apenas tienen correción de color, tan solo en los casos que he querido cambiar el aspecto por algun motivo hago estos ajustes y ahora me planteo si debería haberlos hecho, cuando necesito ser fiel a los colores que fotografío siempre tomo una imagen de referencia con la carta gris neutro para despues ajustar el balance de blancos, es la unica manera que hasta ahora tenía de ser consecuente con la realidad que pretendía mostrar, ahora con las pantallas calibradas me siento más tranquilo de realizar ajustes de color al saber que lo que veo en mis pantallas tiene mucho más parecido con la realidad.

Tags: , , , ,

3 comentarios on Calibración de la pantalla

  1. ZUCO dice:

    También uso dos pantallas y la diferencia es enorme.
    De todas formas respecto a los calibradores me preocupa un tema. Es cierto que me permiten ver la imagen con los colores correctos y que a la hora de imprimir me ayude pero temo que esto pueda afectar al público que mire las fotos en pantallas no calibradas.
    Principalmente pongo online todas mis fotos y siempre estoy pensando como se verá en otras pantallas. Casi siempre intento encontrar un equilibrio entre las dos pantallas que uso y la del trabajo, incluso a veces en alguna tienda voy a flickr e intento ver si hay algún cambio y al final siempre lo hay…
    Sinceramente es un tema complicado que de momento no le veo una solución concreta… Me gustaría ver alguna imagen que hagas retocado antes y después de calibrar la pantalla a ver un poco que es lo que tu veías y que es lo que en realidad había.

    Un saludo :)

  2. Pepe dice:

    Desde luego en cada pantalla de cada persona habrá diferencias, sin embargo no lo veo excesivamente preocupante, me gustaría pensar que los fotográfos serios y las agencias tienen sus pantallas correctamente calibradas y por lo tanto yo quiero mostrar mi trabajo de manera que sea lo más parecido a lo que ellos verán, el publico, digamos, no especializado dudo que le den a la gestión del color la importancia que realmente tiene y ojala me equivoque con esta apreciación, al que realmente le preocupa este tema estoy seguro que se molestara en ajustar su monitor para que sea lo más fiel a la realidad.

    He editado el post para poner las 2 fotos, la diferencia parece exagerada y yo soy el primer sorprendido pero es lo que ha salido en la prueba.

  3. Rafael dice:

    Una Consulta, cuando utilizas un calibrador como el Spyder3 Elite y está el proceso de calibración:
    1) ¿qué parámetros debes ajustar manualmente para lograr la calibración correcta? Por otro lado,
    2) ¿hay ajustes que se hacen de manera automática sin intervención del usuario?

Deja un comentario